Saltar al contenido

BLW: mitos, miedos y curiosidades

Introducción

El Baby-Led Weaning (BLW) o alimentación complementaria autorregulada, es un método de introducción a la alimentación sólida que permite al bebé comer por sí mismo, a su propio ritmo y sin necesidad de triturarlo todo.

Este método, cada vez más popular, genera muchas preguntas e incertidumbres entre los padres primerizos. En este artículo, abordaremos algunos de los mitos, miedos y curiosidades más comunes sobre el BLW, basándonos en las recomendaciones de la OMS, la Agencia Española de Pediatría y la Asociación de Pediatras Estadounidenses.

Mitos y realidades del BLW

Mito 1: El BLW es peligroso y aumenta el riesgo de atragantamiento.

Realidad: Si bien es cierto que existe un riesgo de atragantamiento con cualquier método de alimentación, el BLW no es más peligroso que la alimentación tradicional con cuchara. De hecho, los bebés que practican BLW parecen tener un mejor desarrollo de la motricidad oral y una menor incidencia de atragantamientos a largo plazo.

Mito 2: Los bebés no comen lo suficiente con BLW.

Realidad: Los bebés son capaces de autorregular su ingesta calórica y obtener los nutrientes que necesitan con el BLW. Es importante ofrecerles una variedad de alimentos nutritivos y permitirles que coman hasta que se sientan satisfechos.

Mito 3: El BLW es un método muy sucio.

Realidad: Es cierto que el BLW puede ser un poco más sucio que la alimentación tradicional, pero no es nada que no se pueda solucionar con un poco de paciencia y una buena babero.

Miedos y dudas frecuentes

Mi bebé no está listo para el BLW.

Recomendación: La mayoría de los bebés están listos para empezar con el BLW entre los 4 y los 6 meses de edad. Hay algunos signos que te indicarán que tu bebé está preparado, como la capacidad de sentarse solo, tener buen control de la cabeza y mostrar interés por la comida.

No sé qué alimentos ofrecerle a mi bebé.

Recomendación: Puedes ofrecerle a tu bebé una gran variedad de alimentos saludables, desde frutas y verduras hasta carnes, pescados y legumbres. Es importante cortar los alimentos en trozos pequeños y seguros para que el bebé pueda manejarlos con facilidad.

¿Qué pasa si mi bebé no quiere comer?

Recomendación: No te preocupes si tu bebé no quiere comer al principio. Es normal que les tome un tiempo adaptarse al BLW. Sigue ofreciéndole alimentos de forma regular y sin presión, y eventually, comerá por sí mismo.

Conclusión

El BLW puede ser una forma divertida y gratificante de introducir a tu bebé a la alimentación sólida. Si estás pensando en probarlo, no tengas miedo de hacerlo. Con un poco de información y paciencia, podrás ayudar a tu bebé a desarrollar una relación sana con la comida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *